miércoles, 14 de abril de 2010

Tecnicas para Relajarse rapidamente

¿Al borde del estrés? Te contamos algunas fórmulas para que superes todas esas situaciones que te roban la calma y encares el nuevo año haciendo “ommm...” Parece mentira que llegando al final del año, cuando deberías estar pensando en disfrutar de las vacaciones de verano, sigas persiguiéndote con todos esos proyectos que te planteaste en enero.
Pero como no te resignas a postergarlos para el próximo año porque las responsabilidades te carcomen, haces malabarismos  y saltas de obligación en obligación. Entregar un trabajo para anteayer, preparar los finales de diciembre, mudarte, salir con tus amigas, pagar las cuentas, reservar a tiempo los pasajes y el alojamiento para irte de viaje, bajar "ese" par de kilos que todavía puedan.
Con soló imaginar la maratón que te espera, te dan ganas de huir hacia una isla desierta para poner la mente en blanco. No necesitas aislarte para conseguir un poco de paz. Basta con que sigas estas técnicas al pie de la letra: son fáciles, rápidas, baratas, ¡y exigen un esfuerzo mínimo!
 Técnica de China
Si la concentración, la paciencia y el autocontrol se vendieran en un shopping, comprarías montones, ¿no?, ahora podes conquistar estos estados mentales sin gastar un peso. Lo único que necesitas es adoptar estas maniobras del Tai chi chuan, una técnica desarrollada por antiguos maestros chinos. "Mantené el foco en la respiración y en el movimiento", recomienda Horacio Yafu-so, miembro del Centro Okinawense en Argentina (C.O.A.). Hace cada ejercicio durante tres minutos, todos los días.
Con los pies paralelos y las rodillas levemente flexionadas, redondea tus brazos imaginando que abrazas el tronco de un árbol. Inspira contando hasta cinco mientras llenas los pulmones de aire. Después exhala, también en cinco tiempos. Con los pies paralelos, las rodillas levemente flexionadas y la columna derecha, apoya tus manos debajo del ombligo con las palmas mirando hacia arriba, como si estuvieses cargando un paquete.
Inspira contando hasta diez, mientras levantas los brazos a la altura del pecho manteniendo las manos en la misma posición. Gira las palmas mirando al piso y baja los brazos a la altura del ombligo mientras exhalas (también en diez tiempos). Trata de visualizar una luz clara moviéndose de forma circular en torno del ombligo. ¡Ideal para desarrollar paciencia y concentración!
 Técnica del cielo azul
Todo el mundo dice que meditar es fenomenal: "Diez minutos de relajación equivalen a dos horas de sueño", explica la profesora de yoga Claudina Gradaschi. Lo único que necesitas es limpiar la mente de pensamientos. Después de experimentar este estado libre de preocupaciones, no vas a querer ninguna otra cosa. ¿Te animas a intentarlo?
Acostáte de espaldas y cerra los ojos, imagina un cielo azul lleno de nubes blancas y grandes. Prendé un ventilador imaginario que sople sobre ellas. Si ves que surge algún pensamiento, aumenta el viento. En poco tiempo, todo lo que va a haber en tu cabeza va a ser un relajante cielo azul.
 Técnica de la mascota
Si tenes dificultades para despejar la mente, una mascota te puede ayudar. Al menos, así lo garantiza James Jacobson, autor del libro Cómo meditar con tu cachorro. Sentáte en un lugar tranquilo, con la columna recta y las piernas cruzadas estilo indio. Agarra tu mascota (vale pedírsela prestada a una amiga) y ponéla en tu regazo o a tu lado. Cerra los ojos y toca la panza del animal: vas a percibir que su respiración es lenta y abdominal. Imítala y en pocos segundos vas a estar concentrada en la energía que te circula. O sea ¡vas a meditar!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada